En el suelo también te pienso
con la cabeza obscura y una y otra mano lejos
especulo lo bajo que era mi techo
me da lo mismo no verte
con la garganta gris en sosiego
te dejo















.



1 comentarios:

Abstracto y oscuro, como la vida misma este poema, felicitaciones.
Un abrazo, Julie

8 de junio de 2009, 11:42  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal