La mano niña
duele su grifo
escribe silencio con Z
el columpio espera con hambre sus piernas





.




No hay muñecas feas
ni mujeres escondidas en un rincón
sólo pobres viajeros vestidos de promesa sin asilo
















.



En el suelo también te pienso
con la cabeza obscura y una y otra mano lejos
especulo lo bajo que era mi techo
me da lo mismo no verte
con la garganta gris en sosiego
te dejo















.





Sobre el mónologo
lágrimas visten mi riel

un agujero tiembla








.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal