No hay muñecas feas
ni mujeres escondidas en un rincón
sólo pobres viajeros vestidos de promesa sin asilo
















.

1 comentarios:

Un poema subrrealista, lleno de encantos y sabores de antaño, felicitaciones, amiga. Julie

8 de junio de 2009, 11:40  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal