Con la nariz en el suelo
extrañas al hombre sin ventanas
mueres en el odio que no anda
viaja tu sangre con cuerdas de infancia


1 comentarios:

Es interesante volver a leerte. Un abrazo amiga.

20 de noviembre de 2016, 4:03  

Entrada antigua Página principal