La niña que duerme mi piel
tapa los ojos
a la sorpresa de caricias en línea recta







.

2 comentarios:

Bellísimo. La inocencia en la piel, como esa linea recta de
tus versos... Genial. Julie

1 de mayo de 2009, 3:59  

Te felicito, tus palabras son una espiral de letras con el sentido del corazón salpicado de la sensibilidad que te caracteriza.

Eréndira.

2 de mayo de 2009, 1:57  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal