Dormí con ese hombre tres días
me hundí en su ombligo por vergüenza

en un hotel de hormigueo morboso
no supe su nombre
sin raza dejó de ser humano
besaba frío y por la noche su lengua común lamía obvios
sentí que mi piel era verso sin esfuerzo





.

3 comentarios:

No puede ser más sugerente... Un poema de ahora mismo, de una sinceridad y una belleza técnica muy atrayente... Felicidades! Julie

1 de mayo de 2009, 4:03  

Me pasa tu URL, mi amiga Julie... y me han encantado tus versos y tus pálidos dedos. Reflejan pasión a raudales. Enhorabuena. José María Alfaro.

2 de mayo de 2009, 4:38  

Desde España te mando un abrazo, y creo que tu poesía encierra cierto halo de erotismo y sensualidad, que me encantan. Un abrazo Javier

4 de mayo de 2009, 11:57  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal